• A mí me dicen loco porque digo que este es un país chato, gris, corrupto, mentiroso y ladrón. Dime tú si me equivoco en algún punto”
  • “Siempre he dicho que el periodismo no se atreva a realizarme un homenaje cuando muera, porque si es así, mi grito se va a escuchar desde el límite de Chile
El púgil más destacado del país, estuvo en la ‘Perla del Limarí’, donde habló de su veto a la prensa nacional, sus lesiones, su actual vida desde fuera del ring y la muerte de Muhammad Ali

Por: Felipe López

Con su respectiva boina, un cigarrillo de tabaco artesanal entre los dedos y claras huellas de lo dura que fue su vida sobre el cuadrilátero, Martín Vargas accedió a conversar con diario El Ovallino. El receptor de la frase ‘Pega Martín, pega’ visitó una vez más la ciudad de Ovalle, donde fue activo partícipe de un combate entre su academia y el Boxing Club de la capital limarina.
“No es primera vez que vengo a Ovalle, aquí la gente me trata con un cariño diferente y es que creo que como deportista, sin desmerecer a ninguno de mis compañeros en cualquier disciplina, ha hecho algo único, alegrar a un país entero en momentos difíciles, mover multitudes yo solo. No tenía un compañero que me relevara cuando me quebraba los dedos; le di mucho prestigio a Chile, pero nunca se me reconoció”, disparó en forma inicial el luchador de cuatro títulos mundiales. 

 

EL VETO A LA PRENSA NACIONAL
 “Al periodismo santiaguino le tengo mucha bronca, de las 100 cabezas de pescado que hablaron de mí, el 98% son mentira, por eso les cerré las puertas. Me llaman de la televisión y no voy, siempre me están diciendo que me van a pagar y todo, pero eso a mí no me interesa. Yo tengo para vivir tranquilo, soy un hombre que crea su destino y gracias a Dios tengo una buena vida”, comentó. 

 

GOLPEADA CARRERA
Recordando su trayectoria, Vargas cree que su carrera "fue regularmente pareja, no tuve altos ni bajos, mi problema fue que me retiré por problemas en las manos, después intenté volver pero me negué a inyectarme. Clavito Godoy y Tito Fouillioux me insistieron en no hacerlo y entendí”, deslizó.
“Quedé con las manos sanas, a pesar de que tengo un fierro aquí (apunta su mano izquierda) y aquí (apunta su mano derecha), además de ocho dedos quebrados. Doy gracias al de arriba que no me haya pasado nada muy grave. Hace años me agarré una meningitis hospitalaria y de inmediato el periodismo chileno lo involucró con el boxeo, lo cual me molestó mucho”, detalló.

VIDA FUERA DEL RING
Sobre este punto, el púgil asegura que “es bastante tranquila, me gusta mucho lo que hago porque las mamás se preocupan mucho de sus hijos y yo también, al igual que ellas, no me gusta que se peguen. Siempre los estoy acompañando en sus viajes a pesar de que tengo cosas más importantes que hacer, como cuidar a mi señora”, atizó. 

OPINIÓN DEL BOXEO ACTUAL
Sobre el presente del deporte del cuadrilátero, Martín Vargas es claro. Para él “el boxeo chileno siempre ha sido fuerte, entrador, de garra y mucho esfuerzo, pero lamentablemente los que lo practican, no se dan cuenta de los que están haciendo. Es cosa de preguntar en Santiago por los seleccionados que salieron después de la elección de Aylwin, todos quedaron fuera de competencia producto de los golpes que se dieron entre ellos mismos”, opinó.
No obstante, señala que “lamentablemente yo nací en Chile, tenía que haber nacido en Bolivia, en Perú, donde sea.  Si tengo que tomar un fusil para defender a mi país lo hago, pero deportivamente lamento haber nacido aquí, porque al chileno no le gusta que le digan la verdad”, golpeó.

“¿POR QUÉ NO SE HABLA DE LAS PERSONAS ESTANDO VIVAS?”
“Siempre he dicho que el periodismo no se atreva a realizarme un homenaje cuando muera, porque si es así, mi grito se va a escuchar desde el límite de Chile – Perú hasta la Antártica; no quiero que me hagan nada, siempre les digo a mis hijos que en mi funeral no quiero ni a periodistas ni a personas de la Federación Chilena de Boxeo. No necesito homenajes, ni coletas, estoy bien, tengo mi linda casa, mi autito y disfruto a mis nietos”, finalizó. 

MUERTE DE ALI
Sobre el reciente fallecimiento del reconocido púgil afromericano, Vargas afirmó que “Muhammad Ali es uno de los más grandes en el boxeo a nivel mundial, se fue un grande. Parecía una avispa, se movía más que un mini mosca, hacía las cosas mejor que cualquier boxeador en el mundo, me dolió mucho su partida y sobre todo que el periodismo hablara de él una vez muerto”, declaró.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X