Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Ser futbolista y cumplir el anhelado sueño de serlo para toda la vida no es tarea fácil y menos si se trata de una rama del deporte rey, que según las chicas, es parte de una cultura “tremendamente” machista.

Se trata de Carla Pizarro, Llanka Grof, Nicol Muñoz,Claudia Maturana y Claudia Salfate, que gracias al profesionalismo demostrado a temprana edad pudieron compartir con la selección chilena femenina que se clasificó al mundial de Francia. 

En este reportaje cuentan sobre los aprendizajes, experiencias y vivencias que pudieron adquirir ayudando en los entrenamientos al recordado equipo.  

Desde el 5 hasta el 23 de abril las deportistas convivieron con las seleccionadas nacionales que no dejaron indiferentes a la región y al país completo. Algunas de ellas describen la experiencia como un sueño cumplido; otras, como unos días que jamás olvidarán. Pero sin duda alguna, todas manifiestan que lo vivido en estos días fue algo que atesorarán para el resto de sus días.

Carla Pizarro, Llanka Groff, Nicol Muñoz, Claudia Maturana y Claudia Salfate forman parte de Club Deportes La Serena (CDLS). Algunas de ellas aún asisten al colegio, y otras son parte del equipo adulto del “granate”. Pero a pesar de la diferencia de edad todas comparten un sueño en común: llegar a las grandes ligas del fútbol femenino.

En un estadio La Portada vacío, donde aún quedan vestigios de la fiesta del fútbol que se vivió en la Región de Coquimbo, las chicas nos recibieron con alegría y entusiasmo para manifestarnos cómo fue haber sido parte de la clasificación al mundial.

UN EQUIPO REPRESENTATIVO 

“Creemos que es una selección que nos representa bastante porque vienen trabajando juntas desde hace varios años y tienen un muy alto nivel de juego”, son las primeras declaraciones de las jóvenes deportistas al consultarles sobré cuál es la imagen que tienen sobre la “Roja” femenina.

Las chicas agregan que  son  un ejemplo respecto a  que sus sueños de irse al extranjero a hacer lo que les apasiona es posible de realizar. Además, en cierta medida les agradecen por marcar un hito, “ya que gracias a esta selección se dio a conocer más el fútbol femenino”.   

Comentan entre risas que los primeros días en que se integraron al equipo que dirige José Letelier fue algo extraño, porque cuando llegaron se dieron cuenta que las seleccionadas eran súper unidas “y nosotras un grupo aparte”. Sin embargo, con el pasar de los días comenzaron a acercarse más a ellas, hasta que lograron conversar “de tú a tú” en el bus que las llevaba a los entrenamientos y partidos.

Al preguntarles sobre qué cosa les había llamado la atención sobre sus ídolas, dijeron que “en el bus eran unas, pero cuando se bajaban de él eran otras”. Esto debido a que cuando estaban en el vehículo primaba el desorden, la chacota, el canto y las bromas, pero cuando pisaban tierra firme “se notaba un gran cambio de actitud porque se ponían serias para enfocarse en el entrenamiento y dar lo mejor de sí, muy profesionales”. 

UN APRENDIZAJE INSPIRADOR

Sin duda alguna, comentan que lo que más recuerdan de esta experiencia es el aprendizaje que las seleccionadas nacionales pudieron darles. Ya que lograron comprender que todo puede lograrse con esfuerzo, trabajo, dedicación y humildad.

“Porque a pesar de tener muchas barreras para cumplir nuestros sueños, lo único que nos va a impulsar será la pasión de hacer lo que realmente nos gusta”, señaló Carla Pizarro.

Las chicas también aprendieron que un equipo debe ser como una familia para lograr los objetivos, ya que fueron testigos de que preponderaba el compañerismo de tal forma “que tanto profesores como las jugadoras se trataban de igual a igual y no se hacían grupos aparte, todas eran muy unidas y eso no se ve siempre”.

La exsparrings, señalaron que finalmente se terminaron sintiendo parte de dicha familia “porque  si bien nosotras fuimos a ayudar, ellas también nos ayudaban cuando hacíamos mal un ejercicio y siempre con la cara llena de risa. Siempre nos apoyaban para poder ayudarlas a ellas”, cuentan.

LA CLAVE: MANTENER LA CALMA Y TENER EL OBJETIVO EN MENTE

“Siempre mantenían la calma por tener un objetivo claro y en común: clasificar al mundial de Francia sea como sea”. De este modo, las formadas en CDLS recordaron de cómo se dieron cuenta que frente a la adversidad, lo importante es mantener un bajo perfil si se ganaba o perdía. Agregando que en todos los entrenamientos recordaban el objetivo y que permanentemente hablaban sobre él.

“Cuando perdían o no se conseguía el resultado que querían, mantenían la calma para volver a enfocarse en el objetivo principal.  Lo mismo que con las victorias, intentaban no celebrar tanto para volver a concentrarse en la meta final”, recordó Llanka Groff.

En relación a lo anterior, manifestaron que las jugadoras de la “roja” supieron llevar bien la fama como “consecuencia del fervor popular de manera muy buena, ya que nunca se desconcentraban independientemente si ganaban o perdían”.

UNA MOTIVACIÓN EXTRA

Claudia Salfate reconoce que haber conocido a Camila Sáez fue cumplir un sueño, por lo que la siguió desde el primer día en que se unió a  la aventura de la Copa América Femenina.

“Siempre ha sido mi ídola y me dijo que siguiera esforzándome en cada uno de los entrenamientos, que la perseverancia es clave para lograr que uno quiere hacer”, rememoró la joven. 

La futbolista también recordó algo que lo consideró relevante para tomar en cuenta en el futuro. Cuenta que Sáez le dijo que estudiara algo después de terminar el colegio, ya que “el fútbol no nos dará de comer”.   

Finalmente, la seleccionada le regaló una camiseta con una memoria que incitaba a la imparable lucha que tendría que tener Claudia para cumplir el sueño de convertirse en una futbolista profesional y llegar a triunfar en Estados Unidos o España.

BAJO EL MANDO DE LETELIER

Antes de comenzar la aventura, todas estaban expectantes de cómo sería estar bajo el mando de José Letelier. Pues se trataba de un Director Técnico con bastante experiencia en el fútbol y su trayectoria como entrenador en el fútbol femenino “eran factores que aumentaban las ganas de saber cómo sería entrenar con él”. 

Las chicas señalaron que fue un “total agrado” porque no importaba cuantas veces se equivocaran en un ejercicio, “el nunca gritaba y repetía lainstrucción pacientemente hasta que saliera a la perfección”.

Esta característica pocos entrenadores la tienen “ya que generalmente los profesores gritan, se frustran fácil y a él nunca lo vimos ofuscado”, relatan.

Lo terminaron describiendo como un hombre “muy observador para encontrar las falencias y para posteriormente corregirlas”. Agregando que siempre buscaba soluciones a los problemas en vez de entramparse en la problemática.

UN DEPORTE PARA TODOS

¿Es el fútbol un deporte machista? No se deja tiempo para respirar cuando todas contestan a coro que sí. Comentan además que siempre hay comentarios que aluden a que el fútbol es sólo para hombres y que cuando lo practican mujeres es aburrido, siendo esto “machismo absoluto, porque nosotras también debemos tener la misma oportunidad que los hombres”.

Dicen que los hombres son reservados en este ámbito porque según dicen, ellos nomás pueden correr y pegar patadas, “que por ser un deporte brusco nosotras no podemos jugarlo”.

Sin embargo, aclaran que cuando juegan contra hombres ellos dicen que es incómodo porque pueden pegarles, pero al fin de cuentas “son ellos los que terminan haciendo más teatro que nosotras, basta con que los toques y se caen al piso”.

Nicol Muñoz agrega que “ahora que te digan que juegas como niñita no debe ser un insulto, porque quedó demostrado que las niñas son las que menos lloran dentro de la cancha y las que más aguantan los golpes. Nosotras nos paramos de inmediato porque tenemos claro que mientras estás en el suelo la pelota sigue rodando”.

“ESTA COPA AMÉRICA FUE EL PRIMER PASO”

Las jóvenes deportistas dicen que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) brinda mucho más apoyo al fútbolmasculino que al femenino, “existiendo una brecha de desigualdad desorbitante”.

Reconocen que siempre va a primar el fútbol masculino en Chile, porque el país tiene una posición machista en comparación con otros países, “si bien en todas partes tiene más cabida el deporte jugado por hombres, en otros países igual le dan mucho más protagonismo al femenino que acá”.

“Por ejemplo, nosotras jugando por CDLS, como público asisten sólo familiares”.

Consideran que lo hecho en la Copa América Femenina fue un primer paso, pero que no se va a ver un antes y un después en el corto plazo. “Esperamos que no haya sido un show mediático, porque si no es por la Copa nadie se entera que Chile tiene selección femenina”, dicen.

Por último, las que vivieron la gran experiencia de compartir con las seleccionadas nacionales esperan que la Copa América no haya sido sólo moda y que se siga fomentando esta disciplina en el ámbito femenino.

“Ahora debemos esperar que el apoyo por la selección siga vigente por harto tiempo y no sea una simple moda pasajera”, sentenciaron.

¡ATRÉVANSE MUJERES!

Finalizando la entrevista, las chicas quisieron hacer un especial llamado a las mujeres que tienen miedo a practicar fútbol por tratarse de un deporte donde la cultura machista tiene una gran cabida. 

“No pesquen los comentarios discriminadores, porque una mujer puede tener el mismo talento que un hombre para jugar al fútbol. Sigan adelante y luchen por lo que quieren y por lo que les apasiona”, dijo Claudia Salfate.

“Atrévanse porque el fútbol es un deporte colectivo, por lo tanto es importante juntarse con personas que sumen y no resten a su pasión. Soy mujer, me gusta el fútbol y aquí estoy”, sentenció Llanka Groff, manifestando la importancia que tiene que las mujeres “tapen bocas”. 

Carla Pizarro Orrego

Edad: 21 años

Situación deportiva: Jugadora de Club Deportes La Serena, capitana del equipo adulto

Volante de contención

Su sueño es representar al país y jugar en el extranjero, especialmente en España o Colombia porque en esos países existen “equipos bastante fuertes”.

Cuando juega fútbol siente que puede ser ella misma, “soy libre, siento puedo ser tal cual soy sin barreras y me olvido de todos los problemas mientras me divierto”.

 

Llanka Groff Días

Edad:15 años

Situación deportiva: Jugadora sub 17 de Club Deportes La Serena y de la selección nacional en la misma categoría.

Posición: Volante de creación

Sueño: Dedicarse a jugar al fútbol toda su vida y llegar a la selección. Quiere llegar a EE.UU. o España, especialmente al Orlando Pride o al Barcelona de respectivos países.

Cuando practica el deporte siente felicidad plena porque “hago lo que me gusta y no tengo presión. Además no tengo nada que perder dando lo mejor de mí en cada jugada”.

 

Claudia Salfate Araya  

Edad: 14 años

Situación deportiva: Jugadora sub 17 de Club Deportes La Serena y de la selección nacional en la misma categoría.

Posición: Centro delantera

Sueño: Practicar el deporte que le “encanta” toda su vida y seguir progresando tanto en el club como en la selección para posteriormente llegar a los equipos más grandes de EE.UU. y España. 

“Cuando juego siento que soy yo misma” es lo primero que piensa cuando se le pregunta que siente al jugar al fútbol. La delantera agrega que “este es el deporte más lindo que hay y cuando lo practica siento como si fuera esa niña chica que comenzó a jugar con puros hombres”.

 

 

Claudia Maturana Vega

Edad: 17 años

Situación deportiva: Jugadora de la categoría adulta de Club Deportes La Serena

Posición: Lateral derecho

Sueño: Ser una reconocida futbolista profesional e irse al extranjero, particularmente a Brasil o Francia, en el Audax Corinthians o en el PSG respectivamente.

¿Qué significa el fútbol para tu vida? Cuando juega fútbol se siente libre y feliz, porque la hace olvidar su problemas al mismo tiempo que comparte con sus compañeras “y esto es lo que más me llena”.

 

Nicol Muñoz López

Edad: 17 años

Situación deportiva: Jugadora de la categoría adulta de Club Deportes La Serena

Posición: Defensa central

Sueño: Conocer y participar del futbol estadounidense o español “y particularmente me gustaría jugar en el Orlando Pride por la calidad de las jugadoras que se encuentran en ese club”.

¿Qué significa el fútbol para tu vida? Jugar al fútbol es su pasión, “es lo que me libera de todos mis problemas y me siento feliz con mi segunda familia: mis compañeras de equipo”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X