• Tanto el lunes como este martes el Banco Central ofreció intervenir fuerte. Pero el lunes finalmente sólo vendió 408 millones de dólares.
Crédito fotografía: 
Cedida
El gobierno se fijó como 15% como meta de inflación para 2018, pero el FMI calcula 19% y analistas locales 25%.

La depreciación del peso argentino amainó este martes merced a la intervención del Banco Central que desplegó todo su arsenal para prevenir una fuga masiva de capitales, en coincidencia con el vencimiento de letras por el equivalente a la mitad de sus reservas.

En las pizarras el peso ganó 3,61% al cierre de la jornada, con un tipo de cambio de 24,63 por dólar; un día después de haber cedido 6,23%. En el mes la moneda argentina se ha depreciado 12,63% ante el billete verde.

Este martes vencen letras del Banco Central por unos 650.000 millones de pesos (unos 25.000 millones de dólares al cambio de la jornada) y el mercado fue ganado por la expectativa de saber si el organismo emisor logrará tentar a los inversores a mantenerse en la moneda nacional con tasas que ya elevó al 40% anual el 4 de mayo.

Ni las conversaciones para un auxilio financiero del Fondo Monetario Internacional, ni el respaldo explícito de los gobiernos de Estados Unidos, China, Japón y Alemania, detuvieron por ahora la corrida que se inició en marzo y se intensificó en las últimas semanas.

El Banco Central sacrificó más de 10.000 millones de dólares de sus reservas que el lunes finalizaron en 53.411 millones de dólares.

“Entendemos la angustia y miedo que generan estos vaivenes (del mercado), pero hay un liderazgo necesario que toma las decisiones para evitar la crisis y seguir creciendo”, dijo este martes Marcos Peña, jefe de Gabinete. 5804

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X