Crédito fotografía: 
Cedida
George Papadopoulos “mintió en una investigación que era importante para la seguridad nacional”, dijo el juez federal Randolph Moss, quien también dispuso una multa de US$9.500.

Un asesor de política exterior de la campaña electoral del presidente Donald Trump fue sentenciado a 14 días de prisión por mentirle a agentes del FBI sobre contactos con rusos que desencadenaron una investigación sobre una posible colusión con Moscú.

George Papadopoulos “mintió en una investigación que era importante para la seguridad nacional”, dijo el juez federal Randolph Moss, quien también dispuso una multa de US$9.500 (cerca de $6.500 millones de pesos). La sentencia incluye además un año de libertad supervisada y 200 horas de servicio comunitario.

El exasesor de 31 años se declaró culpable en octubre de 2017 de perjudicar a los investigadores para ocultar la verdad sobre sus encuentros con enviados de Rusia a Estados Unidos, meses antes de la elección presidencial. Por todo esto, enfrentaba cargos de hasta seis meses de prisión.

El “está avergonzado y arrepentido”, aseguran sus abogados, los cuales buscan una sentencia suspendida, por considerar que fue el primer asesor de Trump que aceptó colaborar con el equipo de fiscal especial, Robert Mueller, a cargo de las pesquisas.

“Fue el primer dominó y muchos otros han caído desde entonces”, escribieron los letrados en sus argumentos, en referencia a la causa que enfrenta el exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, o su exabogado Michael Cohen, en el marco de esta investigación tentacular.

El FBI, que ya estaba investigando la interferencia de Rusia en la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016, abrió un capítulo sobre la posible connivencia con el equipo de campaña de Donald Trump, después de conocer la naturaleza de los intercambios entre George Papadopoulos y los intermediarios de Rusia.

El consejero, que estaba tratando de organizar una reunión entre el presidente Vladimir Putin y el candidato Trump, había sido informado de que, desde abril del año 2016, los rusos tenían suficiente para “ensuciar” a la candidata demócrata Hillary Clinton, en forma de miles de correos electrónicos, información que aún no era pública.

Entrevistado en enero de 2017 por el FBI, George Papadopoulos mintió sobre las fechas y restó importancia a sus intercambios con un misterioso “profesor” y una rusa presentada como la “sobrina” de Vladimir Putin.

En julio de 2017 fue arrestado y se declaró culpable de falso testimonio. En octubre aceptó colaborar con los investigadores con la esperanza de sortear una sentencia de prisión.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X