• El fiscal que lidera la investigación por la muerte de Lázaro Torrejón aseguró que aún quedan muchas acciones por realizar junto a la Brigada de Homicidios de PDI.
Crédito fotografía: 
Diego Guerrero
El persecutor entregó antecedentes de las indagaciones por la muerte del joven que causó profundo pesar e impotencia en la localidad de Tongoy, en el marco de nuevas diligencias que buscan esclarecer las causas de la muerte del adolescente en el mes de enero.

Por Rebeca Luengo y Diego Guerrero

Continúan las diligencias en el marco de la investigación por la muerte de Lázaro Torrejón, joven de 19 años de edad Tongoy que fue encontrado muerto la madrugada del 6 de enero en el kilómetro 10 de la ruta D-440, camino a Las Tórtolas, cuando se dirigía a su hogar.

Las indagaciones están siendo lideradas por Nicolás Nicoreanu, fiscal adjunto de Coquimbo que encabeza nuevas acciones para obtener más antecedentes del caso junto a la Brigada de Homicidios, luego de que la propia municipalidad fuera quien presentó una querella para esclarecer los hechos, ante una serie de movimientos sociales en Tongoy tras la muerte de Lázaro.

El persecutor indicó que “hay muchas diligencias que se han realizado y muchas que faltan por realizar”, agregando además que la querella interpuesta por el padre de la víctima a través del municipio califica los hechos jurídicamente como un homicidio, sin embargo, aclaró que todo está en investigación.

Durante las últimas semanas empezaron a circular diversas teorías sobre la muerte de Lázaro. Según lo sabido hasta hace unos meses, habría sido un atropello, sin embargo, al círculo cercano del víctima llegaron indicios de que la muerte del joven pudo tener origen en una agresión, tras lo cual habría sido arrojado a la vía y posteriormente arrollado.

Lee También: "Muerte de Lázaro Torrejón sigue sin responsables tras cinco meses de diligencias".

En el marco de esas indagaciones se solicitó también la exhumación del cadáver para nuevos peritajes, oportunidad en la que Álvaro Torrejón, padre de la víctima llegó hasta las dependencias del Juzgado de Garantía de Coquimbo para seguir el curso de las acciones que buscan esclarecer la muerte de su hijo.

El fiscal Nicoreanu señaló que “hay muchas teorías y antecedentes aportados por la propia familia de la víctima, que han sido investigados y seguirán siendo investigados para descartar o acreditar los antecedentes aportados”, señaló en entrevista con El Día.

- Durante algunos días circularon informaciones de que incluso había un detenido ¿Eso está descartado?

 “No hay detenidos, se está investigando eventuales responsabilidades y también llamamos a todos quienes puedan aportar antecedentes. La Fiscalía siempre está abierta a recibir esos antecedentes y luego verificarlos e investigarlos con la Brigada de Homicidios”.

- ¿Se realizó la exhumación del cuerpo, es por peritajes a la ropa de Lázaro?

“El tribunal de Garantía autorizó la exhumación, falta coordinar con el cementerio y las policías para llevarlo a cabo y la diligencia en si va a ser parte de la investigación. Hay diligencias pendientes y cuando tengan resultados se tendrán que señalar”.

- ¿Hay algún plazo?

“No hay plazo legal. Si está la coordinación con la Brigada de Homicidios y el cementerio, y que el tribunal haga el oficio pertinente firmado con la autorización judicial”.

- ¿Se ha hablado con testigos o sólo lo que la familia ha podido aportar?

“Es parte de la investigación. La Brigada de Homicidios y la Fiscalía han tomado declaraciones, pero hay que seguir empadronando y buscando testigos y los antecedentes nuevos que se aporten serán parte de la investigación”.

- Entonces no se cierran a ninguna posibilidad…

“Es parte de la investigación”.

- ¿Pero sigue la línea del atropello o hay algún cambio en base al curso de las indagaciones?

“Hasta el momento la causa de muerte está registrada en el certificado de defunción respectivo y habla de un accidente de tránsito, un atropello, no nos cerramos a ninguna arista, es parte de la investigación y claramente no vamos a dejar ninguna arista afuera, porque hay muchas diligencias pendientes, muchas cosas por hacer y cómo les señalé, buscamos esclarecer los hechos y eventuales responsabilidades de personas involucradas, que requieren que se tengan más antecedentes de lo sucedido”. 

En el marco de las nuevas diligencias realizadas en el caso, el padre de Lázaro, Álvaro Torrejón detalló a El Día los difíciles meses que ha enfrentado la familia del joven tras cinco meses sin poder esclarecer los hechos ni establecer responsabilidades. A la salida del Juzgado de Garantía por la exhumación del cuerpo de su hijo, Torrejón agradeció el apoyo de todo el pueblo de Tongoy e indicó que "solo queremos justicia". Lee aquí sus declaraciones.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X