• La mujer utilizó una barriga de trapo durante el falso periodo de gestación,además de imprimir desde internet las supuestas ecografías.
Crédito fotografía: 
El Día Colombia
De esta forma, la mujer tuvo que enfrentar cuestionamientos de la policía, médicos y su propio esposo; quienes tras horas de conversación obtuvieron la verdad de todo: había fingido el embarazo y el secuestro.

Un insólito caso quedó al descubierto en Colombia, luego que una mujer llamada Antonella Santiago Padilla (37) fingiera estar embarazada por nueve meses y luego, en el día que iba a tener el parto, inventara que había sufrido un secuestro y el bebé había sido raptado. Su motivación fue evitar que el marido la abandonara.

De acuerdo a lo informado por el medio inglés Daily Mail, la mujer utilizó una barriga de trapo durante el falso periodo de gestación,además de imprimir desde internet las supuestas ecografías.

De esta forma, llegado el día de la cesárea, Antonella Milena inventó que asistiría a un recinto bancario (Hipódromo de Soledad), a cobrar un dinero que le debían hace meses.

Según su relato, justo en ese momento fue raptada por un grupo de “varios hombres fornidos”, quienes la secuestraron en una camioneta roja con vidrios polarizados. Así, ella no pudo llegar hasta el hospital Niño Jesús.

En su testimonio agregó que los sujetos la drogaron y la dejaron abandonada en la afueras de un supermercado aquella noche.

Respecto al bebé, la mujer explicó en el recinto médico que le habían realizado un parto clandestino mientras estaba dormida y al menor lo habían raptado para vender sus órganos en el comercio informal.

Luego que la supuesta víctima toda esta información, la policía debió intervenir en el caso e iniciar una búsqueda por el secuestro del falso bebé, por parte de la banda de maleantes.

No obstante, había algo que no cuadraba al interior de la policía, ya que nadie se explicaba cómo la mujer pudo realizar un trámite justo el día en que iba a dar a luz, sin evidenciar molestias físicas propias de un embarazo de nueve meses.

De acuerdo al medio colombiano Al Día, la involucrada en el hecho no quiso someterse a exámenes médicos, ni revisiones de especialistas para conocer su estado de salud (supuestamente había sido drogada y tenido un parto clandestino).

De esta forma, la mujer tuvo que enfrentar cuestionamientos de la policía, médicos y su propio esposo; quienes tras horas de conversación obtuvieron la verdad de todo: había fingido el embarazo y el secuestro.

“Allá (en el hospital) le hicieron los exámenes, ella todavía insistía que estuvo embarazada, pero el ginecólogo nos confirmó que ella nunca estuvo embarazada”, detalló la suegra de la mujer al mencionado sitio de Colombia.

Cabe señalar que Milena Santiago Padilla deberá declarar ante la fiscalía por el hecho, aunque por ahora se encuentra desaparecida.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X