Crédito fotografía: 
Twitter
Como era de esperar, su mensaje se volvió viral y las reacciones de los cibernautas no fueron muy amables. Mientras algunos defendían su derecho a hacer valer su título, otros criticaban su ego y aseguraban que no merecía ser llamada doctora en una aerolínea, debido a que no se trataba de una doctora en medicina.

Siobhan O’Dwyer, una mujer australiana que viajaba de regreso a su país desde Inglaterra, desató una gran debate en redes sociales. Esto, luego de quejarse con una aerolínea debido a que sus trabajadores la llamaron señorita, en lugar de doctora.

La mujer posee un doctorado en filosofía (PhD) otorgado en la Universidad Exeter, en Reino Unido, grado académico que quiso hacer valer durante su vuelo con Qantas Airways.

“Hola @Qantas, mi nombre es Dr. O’Dwyer. Mi boleto dice el Dr. O’Dwyer”, comenzó la mujer que luego exigió que sus trabajadores no creyeran la abreviación era un error. “No pasé 8 años en la universidad para ser llamada Señorita”, escribió molesta. 

Como era de esperar, su mensaje se volvió viral y las reacciones de los cibernautas no fueron muy amables. Mientras algunos defendían su derecho a hacer valer su título, otros criticaban su ego y aseguraban que no merecía ser llamada doctora en una aerolínea, debido a que no se trataba de una doctora en medicina.

“No eres un doctora como lo entiende la sociedad y no deberías sentirte libre de robar el título reclamado hace siglos por la profesión médica”, señaló el tuitero @rofoutz, según consignó el portal New York Post.

“NUNCA he estado en una conferencia, al menos de física, donde alguien insistiera en que lo llamaran ‘doctor’ o ‘profesor’.Aparentemente esos 8 años no lograron convertirte en un ser humano decente, Srta. O’Dwyer”, escribió @HedShodd.

“Oh querida, una azafata ocupada cometió un error porque estaban tratando de llevar a más de 300 personas a un avión en el momento oportuno (…)Eres el tipo de persona que le da un mal nombre a las feministas”, agregó @MakaylaLouiseee.

Tras la ola de comentarios, la mujer salió al paso de sus declaraciones y afirmó que estaba visualizando un caso de sexismo.

“Esto no fue sobre mi ego. Se trataba de resaltar uno de los mil casos de sexismo que las mujeres enfrentan a diario. No se trata del título, se trata del hecho de que esto no hubiera sucedido si fuera un hombre”, sentenció en Twitter, donde sus comentarios generaron un debate aún peor.

Qantas rechazó hacer algún comentario sobre el incidente, pero sí explicaron sus trabajadores atienden al público con merecido respeto. “Estamos extremadamente orgullosos de nuestra tripulación de cabina que respetuosamente sirve a nuestros clientes día tras día y desempeña un papel vital de seguridad”, señaló un vocero a Yahoo. “Nuestro equipo trata a todos los pasajeros con el máximo respeto, independientemente de su edad, sexo y ocupación”, agregaron.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X