• La seremi sostiene que su labor es gestionar la mayor cantidad de recursos posibles, lo que es más necesario considerando que el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género tiene solo dos años de historia.
  • Actualmente, en la Seremía trabajan sólo cinco personas. Y en Sernameg son 18 profesionales, por lo que los esfuerzos en materia de despliegue son cruciales.
Crédito fotografía: 
Foto: Andrea Cantillanes
“No lo dejes pasar” es la campaña que está llevando adelante esta institución gubernamental, donde se pone énfasis de la importancia de terminar con el miedo y denunciar, además de iniciar un profundo proceso de cambio cultural

En tiempos donde el debate por reformas que terminen con las brechas de género son una tendencia, la seremi de la Mujer y la Equidad de Género, Ivonne Guerra, en conversación con Agenda Mistral de la 95.1, se refirió a lo que ha sido la consolidación de esta entidad, aparejada al nacimiento del ministerio de esta cartera, hecho que tuvo lugar el 1 de junio de 2016.

En ese contexto, el  Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (Sernameg) pasó a ser una dirección regional y comenzó a funcionar la seremía propiamente tal. “La segunda es más política, porque yo soy designada por el Presidente de la República y la directora llega al cargo por Alta Dirección Pública. Actualmente, quien subroga en este puesto es una funcionaria de carrera”, señaló, apuntando que su trabajo como directora es gestionar los recursos, considerando que el Ministerio es relativamente nuevo y nos consta de un presupuesto tan alto.

-¿Qué avances se pueden destacar?

“Afortunadamente, la gran mayoría de los cores apoyan nuestras propuestas. Por ejemplo, en zonas rezagadas no había nada con respecto a perspectiva de género. Y es ahí donde yo estoy al pendiente, para apoyar a la mujer de la Región de Coquimbo.  Tampoco tenemos un presupuesto para difusión, que es tan fundamental  por el rol que tienen los medios de comunicación, que también requieren contar con recursos, y por ello es muy importante que hagamos gestión para que podamos contar con aquellos”.

“Cuando la sociedad está permanentemente escuchando que se puede permitir la violencia, se mantienen vigentes los mitos”.

-¿Cómo se puede enfrentar hoy la violencia contra las mujeres, considerando que los casos son constantes?

“Nosotros no vamos a tolerar ningún tipo de violencia. Esto, lamentablemente, lo tenemos arraigado culturalmente y durante muchos años estuvo escondido y no se hablaba. De hecho, siempre se decía que este tipo de situaciones se arreglaba ente cuatro paredes. Esto lo vivieron nuestras mamás y abuelas, y mientras la sociedad lo siga permitiendo con frases como ‘por algo le pegaron’ esto no se va a superar. De hecho, muchas veces lo conversamos con Carabineros y muchas veces no era lo mismo ir a constatar un robo que la situación donde una mujer es víctima de violencia. No es igual, porque una mujer que ha callado lo ha hecho, mínimo, por siete años y un máximo de hasta 20. Las razones son por miedo, vergüenza y porque el hombre es el único sustento de la casa. Por eso, el llamado que hace el Presidente Piñera es claro: que la mujer alcance la autonomía económica, porque es el único camino para ponerle freno a la violencia. Así, se empoderan, y lo podemos ver en cada uno de los trabajos que realizan, además de permitir que tengan la oportunidad de expresarse”.

-¿Qué le parece la crítica a la mujer que se demora años en realizar una denuncia?

“Me duele que esos comentarios vengan de las propias pares, porque detrás de cada uno de estos hechos, hay mucho miedo. Por eso me parece muy bien que las estudiantes hayan denunciado hechos que se sabían y que son comentarios de pasillo, como si una le hacía un “cariñito” a un profesor podía pasar los ramos. Lo mismo sucedía en televisión, donde había ciertos personajes que cometían abusos. Por eso duele cuando nosotras las mujeres no somos solidarias entre nosotras. Nuestra campaña actual se llama “No lo dejes pasar”, porque cuando en la Constitución Política de Chile se habla de igualdad de derechos para hombres y mujeres  se apunta hacia la equidad. En esa discusión también buscamos que se equiparen los sueldos, pero ese proyecto en el Senado no fue aprobado, y fueron precisamente mujeres quienes se opusieron”.

-Sobre la posibilidad de que la carga impositiva en la Reforma Previsional se cargue más hacia los hombres ¿no es también una brecha?

“No es la idea que se piense que esto es una pelea. Sólo esperamos que a igual trabajo, igual remuneración. Por ende, seríamos felices si hombres y mujeres tienen las mismas posibilidades, los mismos derechos y por ende, los mismos respetos. Trabajar más tiempo tampoco me parece que no es la solución, porque en la vida hay que priorizar la familia”.

“No es la idea que se piense que esto es una pelea. Sólo esperamos que a igual trabajo, igual remuneración”.

-¿Cuánto tiempo se necesitaría para reducir las brechas, o siente que es muy difícil romper con esas diferencias?

“Estoy trabajando y estoy segura, como lo ha dicho el Presidente Piñera, que se está avanzando. Incluso, él pidió perdón porque ha sido criado de una manera, y por ende es difícil cambiar la mentalidad de alguien que tiene más de 60 años. Por esto, no vamos a dar ningún paso atrás y vamos a perseverar, porque cuando la sociedad está permanentemente escuchando que se puede permitir la violencia, se mantienen vigentes los mitos. Yo creo que los cambios culturales van a llegar, pero sabemos que no son de corto plazo. A la sociedad hay que sensibilizarla”.

-Con respecto de la realidad de la mujer en política, ¿siente que aún hay brechas demasiado grandes que se deben superar?

“La justificación que entregan los hombres, al tomar decisiones que nos marginan, es que no contamos con las carreras o con los estudios adecuados para poder ocupar esos cargos. En política, otro dato claro es que en la actualidad no hay alcaldesas mujeres en la región. Pero pienso que eso lo vamos a ir derribando en forma paulatina, con mujeres que sí están llegando a carreras que antiguamente eran netamente de hombres. Por ejemplo, hay jefas de hogar que están postulando a cursos de maquinaria pesada y pueden trabajar en la minería, por eso estamos haciendo un trabajo por medio de todos los programas que tiene Sernameg, como Mujer Jefa de Hogar o Ciudadanía y Participación. Como equipo, contamos con 18 profesionales en Sernameg y en la Seremía somos cinco personas, y tenemos que recorrer la Región de Coquimbo en toda su amplitud, con programas que están disponibles en las tres provincias. Los desafíos son muchos”. 3801i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X