• Yimy Flores fue operado de cáncer de páncreas en los años 2014 y 2015, por lo que siguió en control médico. Sin embargo, su salud empeoró progresivamente este año
Crédito fotografía: 
Cedida
En cuestión de meses, Yimy comenzó a bajar de peso rápidamente y no podía comer. Aunque fue ingresado al Hospital de La Serena, su familia sostiene que no recibió la asistencia requerida para su recuperación. Desde el recinto hospitalario emitieron una declaración en la que explican que ordenaron una autopsia y esperan más antecedentes.

Un complejo caso de presunta negligencia médica ocurrida en el Hospital de La Serena denunció la familia de Yimy Flores, un paciente de 46 años de edad quien murió el pasado 1 de septiembre hospitalizado en dicho recinto de salud, pesando 32 kilos y sin recibir la atención médica que necesitaba de acuerdo a su condición, aseguraron sus allegados.

Paula Hernández, hermana del fallecido, se contactó con El Día para relatar una serie de irregularidades en torno al diagnóstico y tratamiento de Yimy en los últimos meses, pues era un paciente oncológico que fue operado de cáncer gástrico en los años 2014 y 2015, el cual logró superar, sin embargo, como es habitual en este tipo de diagnósticos, tenía que asistir a controles médicos periódicos.

“Desde febrero de este año Yimy comenzó con una baja de peso significativa. Yo lo acompañaba a sus controles y su médico tratante siempre decía que él ya no tenía nada de cáncer. Le mandaron a hacer varios exámenes entre ellos un PET-CT (Tomografía) y una endoscopia. Cuando llegó el resultado del primer examen le salió una manchita, pero la doctora no dejó en claro si es que el cáncer había vuelto o no”, comenta.

Semanas después, el comité oncológico del hospital entrega un informe en el que indicaron que Yimy no tenía cáncer, pero para ese momento según cuenta Paula, su hermano pasó de 40 a 35 kilos de peso, por lo que comenzaron a insistirle a la doctora para que lo derivara a otro médico.  

“Queríamos que le mandaran tratamiento para que el subiera de peso porque él además no podía comer ya que lo vomitaba todo, estaba muy delgado y no podía caminar. Pese a la insistencia, solo lo derivó a consulta psiquiátrica, porque la doctora decía que él se estaba inventando esa enfermedad”, agrega.

CONDICIÓN SE AGRAVÓ PAULATINAMENTE

Como la condición de Yimy empeoró, tuvo que ser hospitalizado a mediados de agosto. Paula lamenta que en ese periodo no se le diera la atención necesaria a su hermano, pues pidieron insumos como un colchón anti escaras y una silla de ruedas, pero no los recibieron.

También buscaron ayuda particular con una nutrióloga y una nutricionista quienes formularon una dieta especial para Yimy, con la que comenzó a subir de peso. Ellas también recomendaron apoyo psiquiátrico, sin embargo el médico le recetó unas pastillas que alteraron sus parámetros hepáticos y dejó de comer, señala Paula.

“Lo llevamos a urgencias y cuando él ingresó iba con indicaciones de nutrición parenteral (vía intravenosa) y vitaminas, además habíamos solicitado por escrito una cama en UCI pero jamás se le gestionó. Lo mandaron al área de pensionados, un servicio que no tenía médicos y el pasó por lo menos una semana sin médico tratante”, dijo.

La realización de más endoscopias durante el lapso en el que estuvo hospitalizado dejaron a Yimy muy débil, según cuenta su hermana. Además, comenzó a sufrir de hipoglicemia (baja de azúcar) y pocas pulsaciones.

“El viernes Yimy sufre una caída en el baño y nadie se hizo responsable (…) nosotros llegamos a verlo ese día y como estaba desorientado exigimos a hablar con el médico a cargo, pero nunca nos atendió. A mi hermano también le colocaban glucosa, siendo que para él estaba contraindicada ya que podía sufrir síndrome de realimentación (…) él muere al día siguiente y ni siquiera nos llaman, ya que no tenía puesto el brazalete de paciente siendo que es una falta gravísima del hospital, por eso murió solo y esperando a que hicieran lo correcto por él, pero jamás fue así”, dice Paula.

DENUNCIAR ANTE LAS INSTANCIAS CORRESPONDIENTES

Previo a la muerte de Yimy, la familia había conversado con algunas autoridades de salud, para dar a conocer el caso y obtener respuestas por la deficiente atención que a su juicio, estaba recibiendo su ser querido.

“Nosotros hablamos con el director del consejo consultivo del Cesfam Pedro Aguirre Cerda. Él vino a hablar con la doctora tratante antes que hospitalizaran a Yimy pero ella le dijo que mi hermano estaba de alta. Eso no era así porque dos semanas antes él asistió a control con ella y un paciente oncológico necesita al menos cinco años para ser dado de alta, además él tenía un catéter de quimioterapia”, explica.

Es por esto que quieren tomar acciones legales y que se abra un sumario para investigar el caso, además piensan colocar la denuncia ante Mediación y Fiscalía, pero Paula se encuentra preocupada porque según indica, la ficha clínica de su hermano habría desaparecido.

“Haremos la demanda hasta que estemos bien asesorados (…) fuimos a Carabineros a dejar constancia que la ficha desapareció y luego sí tomaremos otras medidas”, indicó. 6101

HOSPITAL ESPERA ANTECEDENTES DE AUTOPSIA 

El Día contactó a las autoridades del Hospital de La Serena para conocer más sobre el caso de Yimy Flores, y desde el recinto informaron que efectivamente ingresó el día 14 de agosto a través de la Unidad de Emergencia de este Centro Asistencial, siendo evaluado y quedando hospitalizado.

“Por la naturaleza de su patología, el paciente quedó a cargo del Servicio de Medicina, donde fue visto por un equipo multidisciplinario compuesto por médicos, enfermeras, kinesiólogas, nutricionistas y asistente social, quienes evaluaron sus requerimientos y otorgaron la atención que su salud requería, sin embargo, esta se encontraba fuertemente deteriorada produciéndose lamentablemente su fallecimiento”, señalaron.     

Asimismo, destacaron que se ordenó una autopsia clínica, la cual se llevó a cabo con autorización de los familiares, para recabar mayores antecedentes respecto de la causa de muerte del paciente.

“Es del caso informar que, como establecimiento de salud, tenemos la mejor disposición para recibir a la familia y poner al alcance de los involucrados todos los antecedentes que se requieran para ser analizados y ponderados adecuadamente”, dijeron a través de un comunicado.

El Servicio de Salud también fue consultado sobre la situación ocurrida con este paciente y reiteraron que ellos respaldan la respuesta oficial dada por el Hospital, que es la institución que deberá responder en todo momento.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X