Crédito fotografía: 
Cedidas
La instancia cultural permitió que las jóvenes promesas mostraran con interesantes repertorios, todo lo aprendido durante este primer semestre.

Talento y entusiasmo fueron los atributos que marcaron cuatro noches de música en la ciudad de La Serena. Es que, como cada año, la Escuela Experimental de Música Jorge Peña Hen (JPH), a través de sus diferentes conjuntos infantiles y juveniles, deleitó a la comunidad con interesantes propuestas musicales, a modo de mostrar los progresos y aprendizajes adquiridos durante el primer semestre 2018.

Durante esta nueva versión, el ciclo de conciertos se emplazó en dependencias del Salón Mecesup del Departamento de Música de la Universidad de La Serena, el cual cobijó a más de 250 músicos de diferentes niveles.

En palabras del director (s) del plantel educacional, Fernando Baquedano Carvajal, esta actividad es “el producto que se obtiene de un trabajo completo del primer semestre en el área musical, desde los alumnos con menos conocimientos al conocimiento prácticamente pleno, en cada uno de los conjuntos musicales. Así que estamos felices, porque ha sido un ciclo muy favorable, exitoso y la gente está muy contenta con estas presentaciones, los padres las esperan”.

Los primeros conjuntos en presentarse fueron la Orquesta Sinfónica Infantil, interpretado por estudiantes de 6to a 7mo básico, y dirigido por el maestro y profesor de viola, Ricardo Muñoz Búrquez; para luego, dar lugar a la Banda Sinfónica Intermedia, con alumnos y alumnas de 8vo básico, 2do y 4to medio, a cargo de la profesora de percusión Nydia Morgado González.

Mientras que la segunda jornada musical, estuvo bajo la batuta del maestro Hugo Domínguez Cruzat quien dirigió a estudiantes de 6to a 7mo básico de la Banda Sinfónica Infantil. Posteriormente, la Orquesta Filarmónica, conformada por alumnos desde 8vo básico a 3eros medios, deleitó a los asistentes con su atractiva presentación.

El ciclo de conciertos continuó con la Orquesta Sinfónica Juvenil Jorge Peña Hen, conjunto dirigido por el director Ricardo Muñoz Burquez, que presentaron una colosal propuesta del compositor argentino Alberto Ginastera, denominada ‘Estancia’, Op.8; un ballet compuesto por un acto y cinco escenas, de las que interpretaron ‘Los trabajadores agrícolas’ y ‘Los peones de la hacienda’. Finalmente, la Banda Sinfónica Juvenil fue la encargada de poner el broche de oro a este evento musical.

Estudiantes desde 1ero a 3ero medio, en compañía de otros ex estudiantes del plantel musical presentaron un audaz repertorio, con obras europeas, chilenas y latinoamericanas.

El director del conjunto juvenil, el profesor de trompeta, Sergio Fuentes Inostroza, se mostró emocionado con el resultado logrado después de un semestre cargado de conocimientos. 

“Me siento sumamente feliz por el resultado de hoy, de haber hecho algo maravilloso con estos jóvenes. Hemos trabajado duro para llegar a este punto, muchas veces cuesta, pero hay que entregarse a la causa de buscar la belleza de la música, y lograr que los estudiantes puedan sentir la música y tocar y expresar lo aprendido, esa es mi forma de trabajar”, expresó.

Por su parte, Benjamín Guerra Manzano, cornista de la Banda Juvenil, se refirió a esta valiosa instancia de presentar lo aprendido ante su comunidad: “Este tipo de conciertos de finalización ya son recurrentes en la escuela, todos los años se realizan y es muy bueno para nosotros, uno aprende y se perfecciona en su instrumento, y los padres también van aprendiendo de nosotros”.

Carola Urquieta Véliz, apoderada de la Escuela de Música, describe cómo ha sido este emocionante camino de acompañar a sus tres hijos en cada uno de sus presentaciones, con especial énfasis en ésta última, ya que su hija Tais Montecinos Urquieta, este 2018 egresa de 4to medio.

“Mi hija toca en varias orquestas más aparte de la propia escuela, pero, de todos modos, siempre es emocionante verla. Uno viene a cada uno de sus conciertos y es muy bonito percibir el disfrute y entrega que tienen sobre el escenario, y va notando los progresos que van teniendo en el instrumento; además, nosotros hemos seguido con toda una tradición musical que va más allá de mis hijos, toda mi familia, inclusive yo, estudiamos en la escuela y eso nos ha permitido gozar de la música”, ahondó.

Cabe recordar que, por motivos de fuerza mayor ajenos a la propia Escuela de Música, debido al paro de los estudiantes universitarios, los conciertos de finalización de semestre tuvieron que ser recalendarizados a septiembre. Concretándose un nuevo y exitoso cierre de conciertos con los jóvenes músicos sobre el escenario.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X